Terapia

“Hacerse un masaje regularmente aporta numerosos beneficios, desde la prevención de enfermedades, mejora de la salud y a nivel estético.

A qué esperas para poner en marcha este habito y mejorar tu calidad de vida?»

Todos los días estamos expuestos a situaciones de estrés, tensión o cansancio: el trabajo, los estudios, la vida familiar, los problemas económicos, estos solo son unos cuantos ejemplos, de que tarde o temprano causan algún efecto en nuestro organismo, cuerpo y mente. Por eso es tan necesario dedicar tiempo para cuidarnos y por lo tanto, para hacerse un masaje.

 

 

“Un masaje es probablemente el método terapéutico más antiguo de la humanidad.”

Con estos masajes regulares: mensualmente o cada dos meses, consigues trabajar tanto a nivel físico como a nivel mental y emocional.

Por un lado, el masaje aporta: relajación, reducir dolores, ganar elasticidad y tonificar la piel, pero también consigues, liberarte de las tensiones del día a día, de los problemas o dolores de cabeza, de los nervios, el estrés y la ansiedad.

 

 

Cómo actúan los masajes en nuestro cuerpo?

Los masajes están indicados para un gran número de patologías, molestias o características de las personas. Los beneficios del masaje incluyen: reducción del estrés, ansiedad y por tanto, aumento de la relajación y beneficios en personas que sufren insomnio, mejora la circulación tanto de la sangre como de la energía, disminuye la frecuencia cardíaca y la presión arterial, mejora el funcionamiento del sistema inmunológico y alivia todo tipo de dolor.

“Durante el tiempo de masaje, se reducen los niveles de cortisol, una hormona que al trabajarla consigues o sientes que el tratamiento te ha dejado con un muy buen estado de ánimo.”

Masajes y relajación para el control del estrés y la ansiedad, el estrés se ha convertido en una de las grandes enfermedades del S.XIX, está demostrado que a través del tacto y por tanto de los masajes, se puede llegar a tener efectos muy beneficiosos respecto a este problema que nos acompaña en nuestro día a día. Hay dolores muy comunes asociados al desgaste físico ocasionado por este estrés rutinario, por ejemplo, el dolor o tensión en zonas como cuello y hombros.

Tanto el Shiatsu como muchas otras técnicas terapéuticas trabajan para aliviar estos dolores y a la vez mediante la medicina oriental, trabajar puntos clave que promocionen el descanso y la relajación. Por ello es importante trabajar ese estrés a tiempo, ya que si se alarga puede acumularse ocasionando distintos problemas de otra magnitud. Cuando realizo un masaje con las técnicas adecuadas, los beneficios son claramente visibles a nivel físico y mental, logrando aliviar ese estrés.

Tratar el estrés con masajes, además de todos los beneficios que os he contado antes, ayuda a que el rendimiento en el trabajo sea mejor, mayor productividad, motivación personal y laboral, disminuye las bajas y mejora las relaciones laborales.

 

“Más allá de los beneficios, muchas personas disfrutan del masaje

porque producen sentimientos de comodidad y de cuidado de uno mismo”

 

 

Alexia ARA teràpies

Shiatsu terapeuta, Osteòpata neuromuscular,

Kinesiòloga i Medicina Xinesa i Acupuntura